Comité: Calidad de vida

Ecología política ~ Oikos ~ Cosmovisiones ~ Calidad de vida ~ Investigaciones

Este Comité Temático se pregunta :
¿Será posible que construyendo un Partido Político Democrático tengamos una mejor calidad de vida?

E-PAN-A - ENSAYO PLAN DE ALIMENTACIÓN PARA NIÑOS Y ABUELOS - O ¿CÓMO CONSTRUIR UN PARTIDO POLÍTICO DEMOCRÁTICO?

 

El Comité Temático de Calidad de Vida propone el siguiente tema a debatir : La violencia y el rol del Estado.

Horacio Alperin

¿Debemos aprender de los mandriles?

Horacio Alperin propone incluir en el Comité Temático “Calidad de vida”, este fragmento de Shirley Strum incluido en el libro de Bruno Latour, (2005), Reemsamblar lo social, página 103, Editorial Manantial, como inicio del debate sobre la violencia y el rol del Estado en la Argentina.

Los mandriles de Shirley Strum

Dice Bruno Latour : Para comprender el vínculo entre las capacidades sociales básicas y la noción de sociedad, es necesario dar un rodeo incursionando en el campo de la investigación de los simios y los monos. Al recordar el primer encuentro de estudios sobre mandriles que organizó en 1978 en un castillo cerca de la ciudad de Nueva York, Shirley Strum (1987, págs 157-58) escribió:

“Aún así, sabía que mi trabajo presentaba una pintura de las sociedades de mandriles que resultaría difícil de aceptar para otros. Mi descubrimiento impresionante fue que los machos no tenían jerarquía de dominación; que los mandriles poseen estrategias sociales; que la diplomacia triunfa sobre la fuerza; que las capacidades sociales y la "reciprocidad social tienen precedencia por sobre la agresión. Esto fue el comienzo de la política sexual, donde machos y hembras intercambian favores. Parecía que los mandriles tenían que trabajar duro para crear su mundo social, pero la manera en que lo crean los hace ver como más "agradables" que la gente. Se necesitaban mutuamente para sobrevivir al nivel más básico —la protección y la ventaja que vivir en grupo ofrece al individuo— y también al nivel más sofisticado, marcado por estrategias sociales de competencia y defensa. También parecían "agradables" porque, a diferencia de los humanos, ningún miembro de Pumphause [el nombre de la manada] tenía la capacidad de controlar recursos esenciales: cada mandril conseguía su propio alimento, su agua y su lugar a la sombra, y atendía sus propias necesidades básicas de supervivencia. La agresión podía ser utilizada para coerción, pero la agresión se mantenía bajo control. Acicalarse, estar cerca, mostrar buena voluntad social y cooperar son los únicos activos disponibles para su intercambio o para utilizar como ventaja respecto de otro mandril. y estos eran todos aspectos de lo "agradable": afiliación, no agresión. Los mandriles son "agradables" entre sí porque tal conducta es tan crítica para su supervivencia como el aire para respirar y el alimento para comer. Lo que había descubierto era un nuevo cuadro revolucionario de la sociedad de los mandriles. Revolucionario, de hecho, para cualquier sociedad animal descrita hasta ese momento. Las implicancias quitan el aliento. Estaba sosteniendo que la agresión no era una influencia tan generala importante en la evolución como se creía y que las estrategias sociales y la reciprocidad social son extremadamente importantes. Si los mandriles poseían estas cosas, por cierto que los precursores de nuestros primeros ancestros humanos también deben de haberlas tenido”.

 

Ecología política ~ Oikos ~ Cosmovisiones ~ Calidad de vida ~ Investigaciones